top of page

USP: El alma de tu marca


USP o como prefieras llamarle es tu argumento diferenciador para vender. Ese algo particular que tiene tu producto y que te hace sobresalir en un océano de productos genéricos.

Es la perspectiva única con la que vas a enganchar a tus clientes y por esto va mas allá que una simple definición de posicionamiento.

Para encontrar y poder trazar tu USP, es necesario ponerte en los zapatos de tus prospectos de cliente y responder a las preguntas:

¿Y qué? ¿Por qué voy a comprarle a usted, y no a otro?

En un universo que nos presenta tantas opciones, la respuesta a esta pregunta es crucial. Como sabes, para nosotros como consumidores nos queda muy fácil escoger cualquier otra alternativa.

Tu respuesta debería ser porque eres diferente de formas muy especificas. Porque tienes algo que ellos no van a encontrar en ninguna otra parte, o porque haces algo que nadie más esta haciendo.

Puede ser por ejemplo algo como:

  • Un producto o servicio que nadie más ofrece.

  • Garantía de por vida

  • Entregas sin costo adicional

  • Servicio las 24 horas

Cualquier otro argumento que te separe de tus competidores ya sea en servicio, entrega, calidad medible, precio o cualquier otro tipo de credenciales poco comunes.

Una vez tengas esta propuesta, la mejor manera para escribir tu USP es siguiendo el siguiente modelo, en el cual tu tendencia es a ofrecer beneficios e implicaciones.

  • Características – Lo que es

  • Beneficios – Lo que hace por tu cliente

  • Implicaciones – El impacto que esto tiene en tu cliente

Por ejemplo:

  • ¿Y qué? Es un robot aspiradora (características)

  • ¿Y qué? Aspira por si sólo (beneficio)

  • ¿Y qué? Cuando llegas a la casa la encuentras limpia (implicaciones)

Una vez has desglosado tu producto o servicio en sus beneficios e implicaciones más sobresalientes, entonces tienes en tus manos tu USP.

Con información de Marketing 2.0


Comments


Entradas recientes
bottom of page