top of page

4 formas de optimizar tus imágenes para SEO

¿Cuántas veces no hemos empezado a buscar una imagen y terminamos navegando el sitio de origen? ¿O al buscar información, elegimos el sitio con la fotografía más llamativa? Google es consciente de estos hábitos, y aunque tenga ciertas dificultades para entender las imágenes, opina que por encima de todo está la relevancia del contenido para los usuarios; por ello, si se lo pones fácil, podrá leer las imágenes de tu web y las posicionará en los primeros lugares. Así que ponte manos a la obra y utiliza el poder de las imágenes para llamar la atención de tus consumidores en tu estrategia SEO.

Tips para posicionar tus imágenes

Existen múltiples formas posicionar nuestras imágenes. Esta vez te compartimos las cuatro reglas esenciales para facilitar que el motor de búsqueda encuentre tu contenido.

1. Nombre de la imagen

Nombra siempre tus imágenes con tus palabras clave. El nombre es uno de los elementos que primero van a leer los motores de búsqueda. Si la imagen se llama “info_final-2.jpg”, ¡no estás aportando información útil al buscador ni al usuario! Y no hay que pensar en la cantidad de archivos sin nombre que podemos encontrar por Internet.

2. Atributo Alt de la imagen

Pese a los avances en reconocimiento de imágenes, los buscadores siguen teniendo problemas para interpretar el contenido de las imágenes. Debido a ello, necesitas usar el atributo Alt (alternate text o texto alternativo) para describir tus imágenes. Se trata de un código que utilizan los buscadores para saber qué es lo que muestra una imagen. También es el texto que muestra el navegador cuando la imagen no se puede cargar junto con el resto del contenido de la página.

3. Tamaño de la imagen

Las imágenes muy grandes y que, por tanto, pesan mucho, pueden reducir el tiempo de carga de tu página. Esto afectará negativamente al SEO general de tu sitio. Por eso siempre hay que intentar subir las imágenes optimizadas “para web y dispositivos”. Es decir, que tengan suficiente buena calidad para que se vean bien, pero pesen poco para que no afecten al tiempo de carga.

En cuanto al SEO para imágenes como tal, lo mejor es encontrar un buen equilibrio entre calidad y tamaño.

A la hora de preparar tus imágenes:

  • Usa JPEG para fotografías e imágenes en general

  • PNG está más indicado para imágenes planas y/o con transparencias (p.e. logos)

  • GIF es ideal para imágenes animadas

  • Emplea las dimensiones exactas que necesites (no confíes la reducción de las dimensiones al CMS, porque se cargará la imagen completa antes de ser redimensionada)

  • La calidad JPEG media es suficiente para la Web

4. Contexto de la imagen

Es muy importante que tus imágenes estén rodeadas de texto y, en especial, que ese texto esté relacionado con el contenido de la imagen. Cuanto más estrecha sea la relación existente entre la imagen y el contexto en el que se encuentra, mejor. Para lograrlo, usa el pie de foto o leyenda, así como del texto que hay encima de la imagen y bajo ésta. Usa incluso los encabezados y el título de la página si es necesario.

Para terminar ¿conviene hacer el mismo esfuerzo en posicionar TODAS tus imágenes? Realmente no. En Internet hay cientos de miles de fotografías y se trata de elementos MUY visuales (lógicamente). Una cosa es que tu imagen se posicione, pero si es mala (por el motivo que sea) y nadie hace clic en ella, de nada te ha servido el esfuerzo.


Comments


Entradas recientes
bottom of page